Las puertas lacadas en blanco son capaces de cambiar por completo el aspecto de una vivienda. Dan mayor sensación de amplitud, aportan más luminosidad, combinan con todo tipo de revestimientos y destacan por su elegancia y sofisticación. Además son una buena base neutra en la cual podemos incorporar cualquier color o estilo.
 
Puertas blancas con cuarterones de cristal transparente, correderas, abatibles, dobles... Existen cantidad de diseños que seguro que se adaptan a la idea que buscas. Te dejamos con algunas ejemplos!