Para todos aquellos que no sepan como denominar a esas "mantitas" o pequeñas colchas a los pies de la cama este post les servirá de ayuda. Hoy queremos hablaros sobre un elemento de decoración imprescindible para esta época de frío, los plaids de cama.

Un plaid puede aportar algo de calidez y vida a una cama o dormitorio ausente de color o personalidad. Lo perfecto sería que tuviese el mismo color o estampado que alguno de los elementos que forman parte del cuarto como pueden ser la cortinas, algún cuadro, cojines.. Si la habitación está decorada en un mismo color o gama de colores un plaid se convierte en la opción ideal para darle el toque de contraste que buscamos. Este toque se vería muy bien reforzado con algún elemento decorativo como unas flores o una alfombra del mismo tono que el plaid.

A la hora de comprar un plaid es muy importante saber cuál es la altura de nuestra cama y lo que queremos que cuelgue a ambos lados.

¡Las imágenes de a continuación quizás te ayuden a escoger el que más te guste!